Atlético, por la cuenta que les trae

By realcamisetas No comments

Ningún club en España, posiblemente tampoco en Europa, puede presumir del crecimiento brutal que ha vivido el Atlético durante la última década. Multiplicar el presupuesto por cinco, de no llegar a 100 kilos a 500 millones, le ha permitido a la entidad del Metropolitano instalarse en la élite del Viejo Continente, donde es un habitual entre las primeras plazas del ránking UEFA y ha alcanzado hasta en cinco ocasiones los cuartos de final de la Champions desde 2014. Un salto bestial en el rendimiento deportivo que se ha visto reflejado a su par en las cuentas de la entidad que maneja Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado.

Ese crecimiento se ha visto afectado, al igual que en el resto de los equipos del mundo, por el parón del coronavirus que tiene en vilo al planeta fútbol. Mientras algunos campeonatos (como el francés o el holandés) han decidido que la temporada nacional ha llegado a su fin en España todo se está preparando para que pueda volver LaLiga y se disputen los 11 partidos, 33 puntos, que decidirían la clasificación final del torneo. Algo básico para que el brutal impacto económico que ya sufren todos se amortigue al menos un poco.

«Como no se acabe LaLiga será durísimo», deslizan los que saben el estado de las cuentas económicas del club. La preocupación es máxima para no perder la parte de los derechos televisivos (el mayor ingreso para casi todos los clubes) y otras cantidades, también importantísimas, que se llevan de los patrocinadores, de márketing y esa amalgama de ingresos que permitían al fútbol vivir en la abundancia económica. Algo que no se podrá hacer ya seguro con la venta de entradas ya que si se puede competir será a puerta cerrada (algo que repercute en 15 millones en las cuentas de la entidad) y sin los más de 60.000 fieles que suelen abarrotar el Wanda Metropolitano. A los abonados, de hecho, se les descontarán esos partidos del carnet del próximo curso.

De ahí la importancia de que se jueguen esas 11 jornadas pendientes. De ahí que sea vital para el club que la maquinaria vuelva a arrancar pensando en que, incluso con ello, el presupuesto va a sufrir una merma importante. Esos 500 millones de euros (en el Atlético ya reconocen que el impacto económico es superior a los 100 kilos sólo en estos meses sin fútbol) con los que ha partido esta temporada serán una quimera que podría ser peor todavía en caso de que no se cumpla el gran objetivo del curso.

Porque las cuentas del Atlético también reflejan una importante dependencia de lograr el pase a la próxima Champions. Una buena cantidad de millones dependen de ello para un equipo que condiciona toda la próxima temporada a «que se juegue y se logre entrar en Champions», como contó el capitán Koke en su encuentro con los medios de comunicación. Luego llegará el turno de analizar el mercado, ver las posibilidades de reforzarse (siempre sin tirar la casa por la ventana y lejos de los fichajes bomba de Lemar, Costa o Joao Félix de las últimas temporadas) y los jugadores que se podrían vender para cuadrar las cuentas.

Pero esa es otra historia que habrá que afrontar dentro de unos meses, cuando ya se haya disputado o no lo que resta de temporada. Algo vital para un Atlético, por la cuenta que les trae a la hora de emprender el futuro que hace dos meses, tras el heroico triunfo de Anfield, se pintaba de rojiblanco. El futuro de los del Metropolitano, y del resto de equipos, será uno u otro en función de este regreso a la competición.

Deja un comentario