Grbic rompe moldes en el Atlético

By realcamisetas No comments

Sergio Asenjo, Aranzubia, Moyá, Werner y Adán son los cinco porteros que han ejercido como suplentes de Courtois (los dos primeros) y de Oblak (los otros tres) durante la época de Simeone al frente del banquillo. Desde hoy Ivo Grbic pasa a engrosar la lista. Sin embargo, el nuevo portero del Atlético llega rompiendo moldes, asimilándose mucho más su aterrizaje al de los dos titulares que a los que vivieron a su sombra.

Juventud y porvenir. A sus 24 años, Grbic rompe con la apuesta de los últimos años por porteros contrastados en LaLiga que superaran la treintena y que afrontaran los últimos años de sus carreras dispuestos a cambiar su rol de titulares por el de suplentes. Así llegaron Aranzubia (33 años), Moyá (30) y Adán (31). El croata sabe que competirá con el mejor del mundo en su puesto, pero también es consciente de que sus mejores años aún están por llegar, por qué no como heredero de Oblak en un futuro. En este sentido, el propio Jan, que firmó con 21 primaveras, y Courtois, con 19, también llegaron al Atlético dispuestos a labrarse un nombre que a fe que consiguieron. Werner, a los 21, es el otro al que le llegó la oportunidad tan joven, si bien se produjo por la inesperada salida de Moyá que le llevó a convertirse en el portero suplente, sin conseguir ofrecer las garantías suficientes como para consolidarse. Bono, Bernabé o el propio Dos Santos también estuvieron en la órbita del primer equipo al compatibilizar su presencia en el filial con la de terceros guardametas de Simeone, si bien ninguno llegó a debutar.

Experiencia. Aunque lógicamente Grbic no cuenta con los kilómetros a sus espaldas con los que llegaron Aranzubia, Moyá y Adán, atesora un significativo currículum, pues tras formarse en el Hadjuk Split y sobresalir las dos últimas campañas en el Lokomotiva de Zagreb ya cuenta con 102 encuentros como profesional, superando los 84 que había disputado Sergio Asenjo antes de que Simeone tomara el mando del Atlético o los 45 en el Genk que conformaban la andadura de Courtois. Oblak, en sus respectivos pasos por el Olimpia de Ljubljana, Rio Ave, Unia Leiria, Beira-Mar, Olhanense y Benfica acumulaba 109.

Altura. Los 196 centímetros que contemplan a Grbic lo equiparan a los 199 de Courtois. Hay que remontarse a Joel, con 1,97metros, para encontrar un portero suplente de tal envergadura, si bien con Simeone nunca tuvo oportunidades y acabaría saliendo cedido al Rayo y al Wigan. Moreira también tenía una talla considerable (1,95), pero el portugués jamás pasaría de ejercer como tercer guardameta entre préstamo y préstamo. Adán se movía en el 1,92.

Inversión. Aunque nada tiene que ver con los 16 millones que el Atlético tuvo que desembolsar para hacerse con los servicios de Oblak, la contrataciónde Grbic también ha exigido rascarse el bolsillo. Así, si los aproximadamente 3 millones que pagaron los rojiblancos al Getafe por el fichaje de Moyá lo convertían en el más caro de entre los porteros suplentes (Adán costó 1,5 kilos), ya es historia. Los casi 5 millones (más Dos Santos) invertidos en el nuevo guardameta son un indicativo de su valía.

Internacionalidad. Puede ser cuestión de dos semanas que Grbic estrene su condición de internacional tras haber pasado por todas las categorías inferiores de la selección de Croacia. Debute o no en los dos partidos ante Portugal y Francia para los que acaba de ser convocado, está llamado a ser el futuro guardameta de su selección, lo que llevaría al Atlético a contar por primera vez con un suplente requerido por su país. Cabe recordar que Adán o Moyá defendieron el marco de la sub 21 en su día, que Aranzubia llegó a ser internacional antes de vestirse de rojiblanco, que Bono jugaba con Marruecos o que Werner y Moreira también eran asiduos en los peldaños inferiores de Argentina o Portugal, pero ninguno con el peso que ya tiene la últimas joya de los Balcanes.

Deja un comentario