La gran ‘losa’ del Atlético

By realcamisetas No comments

«Tan sólo podrán llegar jugadores cuya inversión no supere el 25% de la cantidad que ingresemos por ventas de jugadores o ahorros por salidas de jugadores actuales. La idea es hacer 3 ó 4 cambios como máximo, excepto si algún jugador ejercitase su cláusula de rescisión, que debería ser reemplazado». El pasado 18 de agosto Miguel Ángel Gil Marín resumía, en una entrevista en la agencia EFE días después de la dura derrota ante el Leipzgi, de esta manera el mercado de fichajes que le aguarda al Atlético.

Un mercado atípico, como lo es ahora el fútbol en general, en el que los rojiblancos se mueven para reforzarse principalmente en dos posiciones: mediocentro y delantero centro. Para ello y siguiendo las palabras del consejero delegado rojiblanco el Atlético necesita sacar a varios de sus jugadores para posibilitar la llegada de los futbolistas que apuntalen esas posiciones.

Y es ahí donde está apareciendo el problema al no poder colocar de momento, y pese a varios intentos, a los dos jugadores que ayudarían más, por el importe de sus nóminas y la amortización de sus costosos fichajes, a tener más liquidez para afrontar fichajes de garantías que ayuden a crecer al proyecto que lidera El Cholo y que cada día tiene más exigencias.

Hablamos, claro, de Diego Costa y Thomas Lemar. Los dos jugadores elegidos (hay más como Vitolo, Arias o Hermoso) para hacer ese hueco que permita a los rojiblancos acudir al mercado con el suficiente músculo económico atendiendo las pautas reconocidas por Gil Marín en la entrevista con la que empieza este texto.

En el caso del punta de Lagarto sólo le queda un año de contrato pero su altísima nómina (cercana a los 10 kilos netos anuales) hace difícil colocarle. El Atlético, como contó MARCA hace días, se lo ofreció al Barça en el frustrado cambio propuesto por los catalanes entre Griezmann y Joao Félix (también lo intentó con el propio Lemar). Costa, en cualquier caso, sigue convencido de que puede reivindicarse y demostrar que puede triunfar con la rojiblanca como ya hizo en su primera etapa antes de poner rumbo al Chelsea por apenas 36 millones de euros (el precio que estipulaba su cláusula de rescisión).

Algo, lo de triunfar, que no ha conseguido en ningún momento el francés. Su altísimo precio (72 kilos al Mónaco por el 70% de su pase) no ha sido nunca justificado en el verde hasta el punto de cerrar su segunda temporada con cero goles y cero asistencias. Número impropios de un jugador que llegó con un caché altísimo que se ha ido depreciando hasta ver como está resultando imposible de momento buscarle un destino.Y no será por falta de oportunidades concedidas por Simeone pese a su pobre rendimiento.

Ya se intentó sin éxito desprenderse de él en enero (el Arsenal fue el que estuvo más cerca de aceptar sus servicios) mientras se buscaban fórmulas para fichar a Cavani. Dos operaciones que saltaron por los aires al no encontrar comprador, en el caso del galo, y por un cruce de acusaciones por las condiciones del pase durante la negociación entre el Atlético y el entorno del punta, en el caso del uruguayo.

Sea como fuere, las salidas de Lemar y Costa son la gran ‘losa’ actual del Atlético para disponer de esa capacidad económica que ahora no tienen y que les será difícil conseguir si no consiguen colocar a dos de los fichajes más caros de su historia. Fichajes que, visto el rendimiento en el campo, no han salido nada bien para los intereses del equipo que entrena Simeone.

Deja un comentario