El pasillo de seguridad de Simeone

By realcamisetas No comments

Hemos escuchado toda la vida a Luis Aragonés hablar de los pasillos de seguridad de los equipos. Para él, mucho más importante que cualquier sistema de juego. Si un equipo se construía alrededor de un pasillo de seguridad fuerte, ese equipo iba a rendir fuese cual fuese el dibujo o el estilo del equipo. Encontrar esas piezas es básico para cualquier entrenador. Haciendo un repaso a los números de los rojiblancos este curso, se antoja relativamente sencillo encontrar el de Simeone.

OBLAK, UN SEGURO

Un pasillo de seguridad que se precie tiene que tener un gran portero, un central con mando en plaza, un mediocampista con capacidad de marcar el estilo del equipo y un delantero que marque diferencias. El Atlético ya cumplía con el primero de los requisitos desde hace tiempo. Jan Oblak es sin duda uno de los mejores guardametas del fútbol si es que no es el mejor. Para gustos los colores. Partiendo de la seguridad en portería, el Cholo ha construido todos sus éxitos como rojiblanco. Este curso no iba a ser diferente. Pese a una mala racha a nivel defensivo, el Atlético es con diferencia el equipo menos goleado. Oblak ha vuelto por sus fueros en los últimos partidos y el equipo vuelve a sustentarse en él. La primera pieza de ese pasillo de seguridad tiene nombre y apellidos.

Hemos escuchado toda la vida a Luis Aragonés hablar de los pasillos de seguridad de los equipos. Para él, mucho más importante que cualquier sistema de juego. Si un equipo se construía alrededor de un pasillo de seguridad fuerte, ese equipo iba a rendir fuese cual fuese el dibujo o el estilo del equipo. Encontrar esas piezas es básico para cualquier entrenador. Haciendo un repaso a los números de los rojiblancos este curso, se antoja relativamente sencillo encontrar el de Simeone.

OBLAK, UN SEGURO

Un pasillo de seguridad que se precie tiene que tener un gran portero, un central con mando en plaza, un mediocampista con capacidad de marcar el estilo del equipo y un delantero que marque diferencias. El Atlético ya cumplía con el primero de los requisitos desde hace tiempo. Jan Oblak es sin duda uno de los mejores guardametas del fútbol si es que no es el mejor. Para gustos los colores. Partiendo de la seguridad en portería, el Cholo ha construido todos sus éxitos como rojiblanco. Este curso no iba a ser diferente. Pese a una mala racha a nivel defensivo, el Atlético es con diferencia el equipo menos goleado. Oblak ha vuelto por sus fueros en los últimos partidos y el equipo vuelve a sustentarse en él. La primera pieza de ese pasillo de seguridad tiene nombre y apellidos.

EL SAVIC MÁS REGULAR

Siguiendo por la defensa, el Atlético ha encontrado este curso en Savic el central más solvente del equipo. Tras su amigo Oblak, es el jugador con más minutos sobre el césped en lo que va de temporada. Un seguro de vida para Simeone. Las lesiones, el gran enemigo del montenegrino otras temporadas están respetándole este año hasta el punto que solo ha salido del once por sanción (dos veces) y una rotación en la segunda jornada. Nunca más volvió a rotar. Se ha ganado a pulso el reconocimiento con una regularidad desconocida. Es el líder de la zaga y uno de los tipos con más carácter del equipo.

KOKE, EL TIMÓN DEL EQUIPO

Koke. Imposible repasar el pasillo de seguridad del Atlético sin su capitán. Tras Oblak y Savic es el tercer futbolista con más minutos. El vallecano ha alternado esta temporada la posición de interior con la de mediocentro posicional. En ambas ha tenido fases de gran rendimiento. Su presencia se antoja fundamental a la hora de marcar el estilo del equipo. Cuando ha jugado de ‘5’ ha dado al equipo mayor claridad a la hora de salir con el balón jugado. En la posición de interior tuvo más presencia cerca del área rival y encontrando la manera de asociarse con jugadores como Joao, Lemar o Carrasco. Es difícil imaginar al Atlético de la 2020-2021 sin Koke.

Hemos escuchado toda la vida a Luis Aragonés hablar de los pasillos de seguridad de los equipos. Para él, mucho más importante que cualquier sistema de juego. Si un equipo se construía alrededor de un pasillo de seguridad fuerte, ese equipo iba a rendir fuese cual fuese el dibujo o el estilo del equipo. Encontrar esas piezas es básico para cualquier entrenador. Haciendo un repaso a los números de los rojiblancos este curso, se antoja relativamente sencillo encontrar el de Simeone.

OBLAK, UN SEGURO

Un pasillo de seguridad que se precie tiene que tener un gran portero, un central con mando en plaza, un mediocampista con capacidad de marcar el estilo del equipo y un delantero que marque diferencias. El Atlético ya cumplía con el primero de los requisitos desde hace tiempo. Jan Oblak es sin duda uno de los mejores guardametas del fútbol si es que no es el mejor. Para gustos los colores. Partiendo de la seguridad en portería, el Cholo ha construido todos sus éxitos como rojiblanco. Este curso no iba a ser diferente. Pese a una mala racha a nivel defensivo, el Atlético es con diferencia el equipo menos goleado. Oblak ha vuelto por sus fueros en los últimos partidos y el equipo vuelve a sustentarse en él. La primera pieza de ese pasillo de seguridad tiene nombre y apellidos.

EL SAVIC MÁS REGULAR

Siguiendo por la defensa, el Atlético ha encontrado este curso en Savic el central más solvente del equipo. Tras su amigo Oblak, es el jugador con más minutos sobre el césped en lo que va de temporada. Un seguro de vida para Simeone. Las lesiones, el gran enemigo del montenegrino otras temporadas están respetándole este año hasta el punto que solo ha salido del once por sanción (dos veces) y una rotación en la segunda jornada. Nunca más volvió a rotar. Se ha ganado a pulso el reconocimiento con una regularidad desconocida. Es el líder de la zaga y uno de los tipos con más carácter del equipo.

KOKE, EL TIMÓN DEL EQUIPO

Koke. Imposible repasar el pasillo de seguridad del Atlético sin su capitán. Tras Oblak y Savic es el tercer futbolista con más minutos. El vallecano ha alternado esta temporada la posición de interior con la de mediocentro posicional. En ambas ha tenido fases de gran rendimiento. Su presencia se antoja fundamental a la hora de marcar el estilo del equipo. Cuando ha jugado de ‘5’ ha dado al equipo mayor claridad a la hora de salir con el balón jugado. En la posición de interior tuvo más presencia cerca del área rival y encontrando la manera de asociarse con jugadores como Joao, Lemar o Carrasco. Es difícil imaginar al Atlético de la 2020-2021 sin Koke.

EL GOL ES COSA DE SUÁREZ

Sólo faltaría el delantero y parece absurdo tener que explicar la figura de Luis Suárez. Tan solo su presencia en el equipo ha terminado de modificar una idea de juego que empezó a dar sus primeros pasos la temporada pasada. Acercar al equipo más al área rival tanto a la hora de defender como con pelota han sido algunas de las consecuencias de la llegada del uruguayo. Algo que en las últimas semanas le ha costado mantener al equipo durante los noventa minutos del encuentro. Diecinueve goles en 25 partidos son números para confiar plenamente en el delantero de tu pasillo de seguridad. O eso pensará Simeone.

Deja un comentario