Movimiento para ser el compañero de Oblak

By realcamisetas No comments

No hay duda de que la demarcación que mejor cubierta está en el Atlético es la portería. Jan Oblak no tiene competencia bajo los palos de la entidad rojiblanca, donde ha demostrado ser uno de los mejores guardametas del mundo con acciones increíbles y dando puntos a los suyos. Todavía se recuerda esta temporada el penalti que paró ante el Alavés o sus intervenciones que terminaron dando LaLiga a los colchoneros.

El esloveno ha disputado todos los encuentros del campeonato regular y de la Liga de Campeones esta campaña. Dejando así sólo para los demás los dos partidos de Copa del ReyIvo Grbic jugó ante el Cardassar y Miguel San Román frente al Cornellá.

Con esta situación, algo que sin duda ya conocía Grbic el pasado verano cuando firmó por el Atlético, el croata es consciente de que a sus 25 años necesita jugar y competir al máximo nivel. Aprender en el día a día de uno de los mejores del mundo es algo positivo, pero ahora es momento de crecer como portero jugando.

Por todo ello, Grbic habría pedido salir como cedido del Atlético para demostrar su calidad más allá de los entrenamientos y cumplir una nueva etapa como portero. De hecho, una de las opciones que tenía era el Eibar, club donde Fran Garagarza se había interesado por su cesión. Ahora toca esperar si la salida del ex director deportivo no cambia los planes en un club donde saben que Dmitrovic abandonará la disciplina armera para, según todo hace indicar, firmar por el Sevilla.

Con el futuro algo incierto de Ivo Grbic, el propio Simeone habría pedido reforzar la portería y ante esta situación, aparece el nombre de Pau López. El guardameta catalán, que disputó esta temporada 21 encuentros en Serie A, titular hasta que sufrió una lesión, y 12 en Europa League, podría cambiar de aires ante la llegada de Mourinho a la Roma.

La dirección deportiva rojiblanca vería con muy buenos ojos la llegada del internacional español al Atlético, aunque se debería estudiar la forma de llevar a cabo una operación en la que los colchoneros no querría hacer una gran inversión. Así, una cesión con una cláusula de un mínimo de partidos podría ser una solución.

Deja un comentario